Blogia
PLANETARIOS

a veces veo caras...

Esas noches de las que ya no me acuerdo, en las que no caía rendido tras correr detrás de Bernardo, cuando el sueño tardaba en llegar y me sentía de un humor especial, juguetón,... me lo pasaba pipa imaginando caras de personas que nunca antes hubiese visto.

 La mayoría de las veces, indefectiblemente terminaban pareciéndose a alguien que conocía y normalmente las borraba inmediatamente para traer una nueva, pero a veces eso era precisamente lo bueno, porque aparecía delante de mi alguien a quien hacía años que no había visto y me sorprendía gratamente: compañeros de COU en EEUU con los que a penas intercambié dos palabras en todo el año, algún actor secundario en una peli de serie B ...

 Normalmente empezaba por algún rasgo: la boca, las orejas, y a partir de ahí se iba dibujando el resto. Sólo algunas veces conseguía materializar delante de mi la cara de un perfecto desconocido y me maravillaba pensando que la había creado yo y que era tan real como que la estaba viendo. A pesar de que nunca pude retener una mucho tiempo, la sensación es fascinante. Os lo recomiendo.

 Besos.

 Planeta Ab.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Planeta G -

En mi juego no llegaba a aparecer nadie conocido, pero sí me planteaba (planteo) siempre la misma pregunta: "¿habrá en algún rincón de este mundo alguien con la cara que acaba de aparecer en mi mente? Por algún motivo siempre estoy convencido de que sí..."
¿Habrá habido alguien, en alguna época del mundo, con la cara que acaba de aparecer en vuestra mente?
¿En ocasiones veis muertos?
...con sus historias, sus muertes, sus circunstancias...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Planeta Jv -

Dios mío, planeta Ab, yo también he hecho eso, miles de veces. Y lo sigo haciendo. También lo hago en la cama, pero cuando el sueño ya está viniendo y soy yo, pero otro, más juguetón también, más niño. Mi actividad quizá sea ligeramente distinta; consiste en sucesivas mutaciones de rostros, unos se convierten en otros, rapidamente, apenas duran unos segundos antes de cambiar. Mi mente trabajaba provocando las transformaciones: ahora el pelo más corto, ahora bigote, ahora arrugas, ojos más juntos...Me fascinaba. En mi juego no llegaba a aparecer nadie conocido, pero sí me planteaba (planteo) siempre la misma pregunta: ¿habrá en algún rincón de este mundo alguien con la cara que acaba de aparecer en mi mente? Por algún motivo siempre estoy convencido de que sí, de que está por ahí, con su historia, con su vida y sus circunstancias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres