Blogia
PLANETARIOS

Música

este blog lleva un año muerto

este blog lleva un año muerto

(resumen para Planetarios de un viejo correo electrónico)

 

Cat Power. Me encanta su voz de mala desprotegida. Consigue que creas que te necesita, pero al final de la noche acabas tirado, borracho y con frío, mientras ella sube a un taxi con un gilipollas que parece prometerle algo más de diversión. ¿Qué te queda? Tan sólo el cuento de que en otro mundo ella sería una buena chica, y tú no volverías sólo a casa.

Norah Jones. ¿Qué me dices, viejo? ¿No te la llevarías con una guitarra y una tienda de campaña para que te cantara suavemente mientras tú atiendes el fuego y preparas los bocadillos?

P.G.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Music is POWER (Jeff Buckley)

Tercer capítulo. Jeff Buckley. El que lo conoce lo ama. Voz de cuatro octavas y media, por lo menos. Sensibilidad increíble. Si quieres adentrarte en una experiencia musical única, abre tus oídos para este tipo. Un único album de estudio grabado, absolutamente perfecto ("Grace"). Un punto triste. Con treinta años, un día antes de volver al estudio para comenzar la grabación de su segundo disco, perdió la vida ahogandose en el río Wolf, en Memphis. Su madre y sus amigos siguen sacando discos de él, grabaciones perdidas, directos, remezclas, es la forma de mantenerle con vida. Hay documentales sobre él y se está preparando una película. Éste tio no es un músico más. Es Jeff Buckley.

http://www.goear.com/listen.php?v=f26d8cf

http://www.goear.com/listen.php?v=71f7273

http://www.goear.com/listen.php?v=4dd47b9

Planeta Jv

Music is POWER (Craig Armstrong)

Segundo capítulo. Craig Armstrong. Compositor de melodías para "Moulin Rouge" o "Romeo y Julieta" de Baz Luhrmann. Con los sonidos que fabrica este tío yo vuelo con la imaginación por el presente, por el futuro y por los recuerdos; contiene un punto nostálgico adorable.

Escuchad (al menos) de su segundo disco en solitario esta joyita. La voz la presta el cantante de los Lemonheads. El video me parece precioso, pero sobre todo la canción.

Planeta Jv

Music is POWER (Rufus Wainwright)

Con este post queda inaugurada mi primera serie de flipadas musicales. Se va a llamar Music is POWER. Planeta G alguna vez me dijo que le hablara de ellas. Con Planeta D y Planeta M las compartimos habitualmente. Planeta C las sufre a diario Sonriente y de vez en cuando las disfruta (qué mal le hicieron aquellos años de Radio Fórmula, efecto Ludovico de sobresaturación musical).

 El primero es Rufus Wainwright, viejo conocido de algunos, ignorado por la mayoría de planetas.

Dediquenle al menos 3 minutos y medio de sus vidas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Damien Rice en la BBC

Damien Rice en la BBC

Cuando uno tiene menos tiempo del que querría, las cosas se disfrutan el triple. El otro día, al llegar a casa después de recoger a Alicia, eché un vistazo al ordenador y me alegró ver que un archivo que decía "Damien Rice BBC" se me había descargado del todo. Junto con otras descargas lo volqué a un DVD y después de cambiar el uniforme de mi hija por un pijama más cómodo, los dos nos sentamos en el sofá frente al televisor. No me pareció mala idea sentarla sobre mis piernas y jugar con ella mientras escuchábamos a Damien Rice. No pudimos verlo todo, porque ella es muy joven y a cada poco demanda un cambio de actividad, pero....

...no tengo palabras...

                  Absolutamente perfecto sería lo más aproximado.

El archivo consiste en un concierto de Damien Rice con su banda en un programa de la BBC de aproximadamente una hora. Sobrecogedor. La banda son el cantautor, una chica que canta como un ángel (Lisa Hannigan), otra que toca el chelo (cello?) (Vyvienne Long), un bajista y un batería. Si el disco ("0") es indudablemente redondo, el concierto es mejor todavía. Belleza, pureza, delicadeza, nostalgia, desgarro, energía... Asombroso cómo es capaz de empezar una canción con practicamente un susurro y unos acordes de guitarra casi imperceptibles y cómo termina desgañitándose, rasgando violentamente su acústica distorsionada con una base rítmica de bajo y batería de una contundencia brutal, sin dejar a un lado la ternura que se cuela con el cello y la voz de Lisa Hannigan. No tengo ninguna duda de que este irlandés es un genio. Un maestro. Tenéis que verlo. Y va a sacar un nuevo disco en mayo o en junio. La segunda cosa que más me gusta de él (la primera es todo lo demás) es que en concierto reinventa las canciones... las conoces, pero tienen mil detalles distintos. Y eso es un gozada.

Vale, soy un flipao. Lo sé.

Planeta J

El Jet Star de Planeta J

El Jet Star de Planeta J

El día, desde sus primeros minutos, es muy emocionante. El nervio se me agarra al aparato digestivo y la comida cumple una función meramente utilitaria. Siempre es así cuando estoy excitado ante un acontecimiento como éste. La experiencia acompañado es una gozada. Cuando voy solo, es íntima, más  intensa, más mía y sólo mía. Lo peor es la cola de entrada. Lo mejor estar ya colocado, en un buen sitio. Buena visibilidad. Centrado a ser posible. En ese momento ya me empiezo a relajar. Observo a la gente alrededor... muchos amigos que se sonríen. Intuyo que de los que vienen a lo que vienen, el 80% está comentando lo buena que es su última obra. Comienzo mi análisis: una batería... unos teclados... bajo... dos guitarras... un par de micros sueltos... ¿traen coros? ¿será para un saxo? Y la pregunta, la GRAN pregunta: ¿Con qué canción van a empezar?. Se apagan las luces... y con todos mis sentidos dirigidos hacia el escenario se me escapa una sonrisa que dice: "Ya estamos aquí. Tú y yo. A ver qué es lo que haces en esta hora y media ojalá que sean dos". Y empiezan a salir los músicos... ¿Cómo son?  ¿Cómo van vestidos? ¿Lleva barba? ¿Sonríe? ¡Efectivamente traen saxo!... Y lo que viene siendo habitual en los últimos a los que he ido, lejos de una cortina que comienza  a iluminarse proyectando siluetas mientras suenan los primero golpes de batería o el primer riff de guitarra, mucho más directo... el músico se enfunda su guitarra, posiciona el micro, mira al público, y en un español aprendido cinco minutos antes suelta: "¿Qué tal Madrid?" Y despegamos. Comienza el viaje por un planeta nuevo, distinto a todos, repleto de colores, algunos familiares y otros que ni puta idea de que existían. Un Jet Star de emociones. Y no quiero perderme detalle... porque es imparable y es belleza pura. Hora y media, dos horas, disfrutando como una perra. Y siempre, siempre, siempre, como cuando tenía catorce años y fui a ver a Bon Jovi, siempre, siempre... me quedo al final, cuando ya la música que suena es un disco a menor volumen, la mirada fija en las lucecitas de los amplis, rezando: "que salgan otra vez, que salgan otra vez, que salgan otra vez..." En fin... para mí, nada como un concierto.

Este viernes Planeta D, Planeta M y yo, planeta J, iremos a la Riviera a ver a Yann Tiersen. Empiezo a notar el cosquilleo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres